20 de junio de 2021

S.L.B.: EN EL DÍA DE NUESTRA ENSEÑA NACIONAL - HOMENAJEAR AL PADRE, UNA DELICIA - NO SERÁ EL PRIMER INVIERNO QUE NOS HAGAN PASAR CON POCO ABRIGO - VACUNAS EN LAS CAMPAÑAS PRECOMICIALES - LA MEGACAUSA Y UN CATÁLOGO DE CURIOSAS SITUACIONES - ¿"LEGALIZARON" LAS USURPACIONES? - IZQUIERDA DELIRANTE CON MÉTODOS FASCISTAS - POCOS AGRADECIERON UN PATRIÓTICO GESTO DE MESSI - RUGGERI A CORAZÓN ABIERTO, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos”, edición nº 678 del 20/06/21, difundida en dúplex por AM580 y la FM88.5 ambas dependientes de Radio Universidad Nacional de Córdoba.

Día de la Bandera
NUESTRA ENSEÑA NACIONAL, TESTIGO CELESTE
Y BLANCO QUE NOS ACOMPAÑA EN LA HISTORIA
 
   Cuando de símbolos se habla, los argentinos no somos lo que se dice un ejemplo, porque enarbolamos la bandera si la recibimos de regalo, no cantamos el himno sino que hacemos playback y ponernos una escarapela es para muchos insensibles como si les violaran el corazón.
   Muchos argentinos harían un papelón si les pidiéramos, simplemente, que hicieran tan solo una somera descripción de nuestro Escudo Nacional.
   Esto no es un ataque de nacionalismo, sino la enunciación de una realidad, que por lo general tratamos de pasar por alto cuando somos mayores, porque al hacer memoria advertimos cuán poco se ocuparon de que sintiéramos en el alma los colores celeste y blanco.
   Los intentos de la escuela no siempre se ajustan a una normativa, o no alcanzan y menos en pandemia
   Es en el hogar donde se deben fortalecer los lazos entre la persona y la Patria en la enseñanza diaria, en lo cotidiano, en lo simple, para no llegar a lo que ahora vemos, que se considera más a la bandera de un partido político o de un equipo de fútbol, que a la enseña nacional.
   Nuestra bandera merece respeto y reverencia.
   Y la mejor manera de respetarla es ser fieles a los principios,  preceptos, derechos y también obligaciones que encierra en sus pliegues ese sagrado trozo de tela.
    La Patria es posiblemente como la familia: solo sentimos su enorme valor cuando la perdemos.
    Tampoco se equivoca el pensador Jaime Barylko al sostener que “El abanderado tiene sentido si se integra a todos los elementos simbólicos. Hoy, las fiestas patrias son para lavar el auto”.
   Si a veces, duele ver esa indiferencia, que es la hermana menor de esa otra tortura a la que muchos le llaman olvido.
 
Homenajear al Padre, esté o no
MERECE NUESTRO AGRADECIMIENTO SOBRE TODO POR
HABERNOS  HECHO INGRESAR A ESTE LOCO  UNIVERSO
 
   No hagamos de la paternidad una simple cuestión de números, pero si encaramos para ese lado, veamos un caso emblemático, aunque no sé si es imitable al menos en nuestra geografía latinoamericana y cada año que pasa me encargo de citarlo.
   Un fornido y rubicundo ruso, sacrificado y madrugador granjero de ocupación, Igor Vassilet de nombre, le produjo a su esposa -además era la única mujer que habitaba en esas lejanías allá por 1816- nada menos que 27 embarazos:16 fueron de mellizos, 7 de trillizos y 4 de cuatrillizos, para llegar a una descendencia de 69 hijos.
   ¡Lo que cobraría en planes si hubiera sido argentino, con lo que dejaría de trabajar!
   La señora rusa estuvo embarazada 20 años y 3 meses de su vida y el resignado Igor se pasó nada menos que 1.080 días en cuarentena, que  contándolos seguidos equivaldrían a tres años ¡tres años! de obligada y dudosa abstinencia sexual y de respetuosa y poco creíble castidad.
   Eufrasio M, -para no revelas su apellido- un respetado vecino de Alto Alberdi, en 25 años de matrimonio con la misma mujer, tuvo un solo hijo.
   Sin embargo, es tan padre como lo fue Igor.  
   Opto en este día especial por hablar como hijo y la verdad prefiero que sean mis hijos los que en su momento hablen de mí y espero que sean benevolentes y sinceros, más allá de la enorme admiración que siento por ellos.
   Mi Viejo el “Coco” era un peleador de la vida, ferviente adicto al laburo y fue guarda de tranvía, boletero en el hipódromo, empleado contable en la vieja Casa Vives, se casó con la Celia, santiagueña de ojazos negros, tuvieron cuatro vándalos y en lo que hoy sería una segunda versión de la juventud se murió a los 42 años, siendo administrador del actual Hospital Córdoba.
   Era sobre todo un buen tipo, peronista de los de antes, de Perón; respetuoso, decente y de muy buen humor y la verdad, no pude gozarlo tantos años como hubiera querido.
   Ahora prefiero extrañarlo y atesorar en la memoria al tipo vital, risueño, enérgico, ejemplar en el trabajo, buscando siempre alguna ocupación extra como si el día tuviera 30 horas y olvidarme lo doloroso que suele ser a veces el ejercicio y la práctica de la nostalgia, aunque no sea malo extrañar o llorar al que se fue, porque siempre es mejor recordarlo vivo, y como ejemplo.
   Y si ahora lo tiene cerca ¿qué quiere que le diga si ya lo está pensando? Abrácelo, béselo, apriételo, hágale crujir suavemente los huesos, despéinelo si todavía no es pelado y dígale solamente esa breve, deslumbrante y seductora palabrita: Papá…Y aunque no le regale nada y solamente lo acompañe, lo mire y lo escuche, no se imagina lo mágico, mágico de verdad, que es escucharla.
   Es cierto que cualquier día puede ser el Día del Padre.
   Pero le cambio el almanaque entero por ese instante único, inolvidable y sorprendente, cuando tu hijo, tu hija, por primera vez te dice papá…
 
Fríos ¿eran los de antes?
NO SERÁ EL PRIMER INVIERNO QUE NOS HAGAN
PASAR  ABRIGADOS  SÓLO CON UNA  CAMISETA
 
   ¿Se acuerdan, no hace tantos años, cuando aquel gordito, pelado y respetuosamente dicho ligeramente alechonado, cada año nos convocaba a pasar el invierno?
   Hablo de don Alvaro, el papá de Maria Julia Alsogaray, esa elegante señora en su momento multi procesada y condenada, que cumplió la prisión y quedó como símbolo de lealtad, al menos a sus convicciones y que murió siendo relativamente joven.
   Los tiempos cambiaron, dicen que la gente no come vidrio aunque se vea obligada a comer otras porquerías, que consolidamos la democracia, los políticos en su mayoría son los mismos pero más viejos y más angurrientos, que seguimos teniendo destino de grandeza y otras manifestaciones grandilocuentes que vienen gastadas por los tiempos.
   ¿Quiénes alcanzarán a gozar ese futuro casi utópico que muchos se plantean y pretenden vendernos, para una vez que superemos los críticos y angustiantes momentos que vivimos?
   ¿Qué mayor precio deberemos seguir pagando para estar en el mismo lugar según mucha gente, o mucho mejor, como graciosamente suele sostenerlo el INDEC?
   ¿Cuántos inviernos como el que ahora comienza, deberemos pasar con escaso abrigo moral los argentinos?
   Antes el desafío era sostenerse en la inclemencia.
   Ahora la realidad nos empuja a confiar más en la ciencia y en el milagro de la vacuna que llegue como para inmunizarnos a todos y se aplique dejando de lado los privilegios,
   Con los años, frío más o frío menos, son iguales el otoño, la primavera o el verano.
   Por lo de las privaciones, digo …
   Por lo de las promesas, también …
   Es cierto.
   En invierno sufrimos menos porque los días parecen más cortos.
   Pero el invierno de la esperanza es cada vez más largo y no solo porque lo parece.
   Y por lo que vemos, bastante más polar…
   De los fríos variados está el de pecho generalmente deportivo, el de bolsillos que ataca sobre todo a jubilados nacionales, y el frío en el alma que por épocas deviene en epidemia.
   Para este frío, el peor de todos, las únicas vacunas son el trabajo, la honestidad, la seguridad, la justicia y la muerte de la corrupción.
   Y el mejor antibiótico, que los que mandan pierdan esa deplorable inclinación hacia la mentira.
   Ahora, más que por la supervivencia del más apto, luchemos por la supervivencia de los más honestos.
 
Desde cualquier ángulo político
ES MEDIO TARDE PEDIR QUE  LAS VACUNAS NO SEAN
PARTE DE LAS CAMPAÑAS PROSELITISTAS DE TODOS

   Quedé medio desubicado días pasados cuando escuché parte de un discurso de la Sra. Vicepresidente de la Nación y creo haber advertido que pedía a los políticos, dirigiéndose a la actual oposición, que no tomaran al tema de la pandemia ni de la vacunación como elementos para hacer política electoralista.
   Realmente sorprende, porque pareciera que la Sra. no escuchara radios, ni mirara la TV ni leyera diarios, porque la realidad nos ha venido mostrando que virtualmente sin excepciones, desde todas las corrientes de pensamiento algo se dijo, se hizo, o ambas actitudes, con relación a los angustiantes momentos que vivimos no tan solo en cuanto a la salud pública sino al derrumbe de nuestra economía, a la inflación empequeñecida en su trascendencia por el manejo de las estadísticas, la desocupación creciente, el aumento considerable en el número de afectados por la pandemia, la dolorosa pobreza, los precios alocados, la inseguridad, el crecimiento imparable del narcotráfico y en otros indicadores tan elocuentes como imposibles de conocer.
   No dejemos de lado la memoria en estos casos y basta con no hacer muchos esfuerzos en tal sentido, porque en lo inmediato hacia atrás podemos destacar la vigencia aún no terminada de las vacunaciones de privilegio, de las partidas de dinero selectivas de acuerdo con las provincias de que se tratara, de las sospechosas tardanzas en enviar vacunas y de otras situaciones que estuvimos viviendo que a las claras escondían un tufillo político e ideológico imposible de disimular.
  La oposición actual también hizo lo suyo, aprovechando errores, desaciertos, demoras y otros aspectos negativos que no siempre fueron atribuibles al poder actual, sino a otros factores ajenos al gobierno pero en estos tiempos precomiciales parece que eso es más trascendente, entre otros aspectos, que el respeto por la vida.
   En tal sentido, pocos son aquellos que pueden ufanarse de no tener ningún muerto escondido en el placar pero tampoco el asunto debe girar en torno de quienes tienen menos armas que el poder gobernante para el manejo de cualquier situación.
   No tan solo el ritmo vacunatorio y sus notorias grietas es lo único que se busca acomodar como parte de la campaña de cualquier corriente, sino todo aquello que tenga aunque fuera la más leve sospecha de irregularidad.
   Lo correcto sería poner este esfuerzo y los ímpetus que empujan los personajes que pretenden seguir viviendo de la política o del Estado, en la tarea de salvar vidas, de acentuar la prevención y dejarse de joder con que todo tiene que ver con la campaña.
   Es hora que alguna vez, la clase política alcance la madurez cívica que reclama la ciudadanía.
 
Megacausa del Registro de la Propiedad
TEMAS CALIENTES QUE HAN PASADO A FORMAR
PARTE   DE  UNA  HABITUALIDAD  EXASPERANTE
 
   Hablando de exabruptos judiciales en la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba es para destacar el caso de una abogada a quien se le realizó un allanamiento en su estudio jurídico, precisa y coincidentemente mientras se realizaba el juicio en el que participaba como defensora, secuestrándosele en ese acto la caja con las pruebas de la defensa, en una acción considerada ilegal y con enfermizo desprecio por la ética.
   Un mes después aunque parezca mentira fue detenida e imputada en la misma causa que defendía, permaneció dos años y ocho meses en prisión preventiva y fue a juicio estando presa.
   Es para no creer que en el juicio fue absuelta, después de 32 meses de prisión injusta e innecesaria.
   Tan inhumanamente injusta como la situación de las personas que fallecieron en prisión preventiva sin que se realizara nunca su juicio, quedando para siempre sus procesos indefinidos. La realidad demuestra que se los mantuvo como rehenes durante años, en estado de permanente sospecha, sin permitirles una vida normal, pese a que nuestro Código Penal establece un plazo de tres meses para investigar, extensible a doce, y agotado este tiempo, impone realizar el juicio que establezca la verdad.
   Nada de esto se cumplió. 
   Y si ahondamos en la ética está el caso de una mujer que solicitó la prisión domiciliaria (también prisión preventiva) para poder acompañar a su hija adolescente a salir de la adicción a drogas en que había caído, el pedido no sólo le fue denegado repetidas veces, sino que además fue usado por un camarista en un reportaje periodístico como ejemplo de excusas de los imputados para salir de prisión.
   Aunque en este último caso se le llamó la atención al magistrado desde el tribunal de ética, se siguen esperando respuestas judiciales ante tamañas injusticias. 
 
Es bueno mirar hacia atrás en los tiempos
ESA IDEA DE LAS  USURPACIONES TIENE COMO BASE
A QUIENES SON SILENCIOSOS FRENTE A LA POBREZA
 
   Si para la santa palabra del sumo pontífice la propiedad privada no reviste el valor ni el respeto que le asignan las leyes, la constitución y tantos otros mecanismos de amparo, es como para pensar sin exageraciones que muchos ya debieran darse por perdidos.
   Lo que ocurre es que la utilización de la demagogia y ese curioso instinto de vivir prometiendo bonanza a los que menos tienen, a lo largo de la historia ha mostrado resultados medianamente satisfactorios para los beneficiarios de esas políticas, pero desastrosos para los pueblos.
   Partiendo de una realidad histórica, basta evaluar que si hay dos corrientes de acción que necesitan permanentemente de los pobres a través de los cuales motorizar sus pretensiones y apetencias, esos son por una parte las iglesias en sus más variados credos y los populistas que los necesitan para contar con una relevante y creciente cantidad de rehenes que les permitan eternizarse en el poder, o durar el mayor tiempo que sea posible.
   No son premisas como para soportar en forma permanente porque el desgaste que provocan ha sido triste destino para muchas comunidades, que se volcaron hacia esas inclinaciones y terminaron en la más abyecta de las miserias y privaciones.
   Aquello tan cuestionado de diferenciar a mansalva al que tiene con el que no tiene es para una discusión eterna y lo malo del asunto es que desde los centros de poder política y económicamente hablando, se alienta esa antinomia porque siempre son los menos quienes se benefician con la desgracia ajena.
   Es por allí que algunos vivillos empujan a los postergados a tomar las propiedades que según ellos les sobran a los que llaman ricos, aunque hayan cimentado sus pertenencias en el trabajo, en el sacrificio, en la dignidad del esfuerzo.
   Extraña que la Iglesia, siempre inclinada por la honestidad, por los mandamientos y por los consejos, entre otros, de no robar, opte ahora por tolerar y en alguna medida alentar la ocupación de propiedades ajenas sabiendo que es contra las leyes y contra el respeto que nos merecemos todos como seres humanos.
   La provisión de bienestar -el bienestar general del que habla nuestra Constitución- es una obligación del poder a través de sus actos de gobierno y si surgen y se agigantan los personajes que empujan a la violación de la ley, merecen el castigo de la Justicia que en este caso no debe tardar en intervenir.
   De lo contrario, sería consentir que la anarquía reinara por encima del respeto a la ley, lo que configura un peligrosísimo síntoma de descomposición social que es lo que está logrando entre otros factores la pandemia, pero no es aceptable ni humano que lo hagan desde el poder o desde la fe y sus creencias.
 
El pernicioso discurso único
LA IZQUIERDA DELIRANTE, PLAGIARIA DE CIERTOS MÉTODOS FASCISTAS  QUE  APLICARA LA ÙLTIMA  DICTADURA  MILITAR


  Quede claro, para evitar confusiones, que las costumbres que en su momento y al referirse a sus opositores aplicaran personajes como Hitler, Mussolini y algunos otros imitadores de procederes ajenos, tenían sus consolidados cimientos en la más extrema de las derechas que fuera por entonces y sigue siendo el fascismo.
   Pocos días atrás un grupo de dirigentes políticos y sociales de la oposición, periodistas y entidades fueron escrachados en un sitio web con datos personales, vínculos y hasta noviazgos, a partir de su oposición a la legalización del aborto.
   Fue elaborado por un grupo de periodistas feministas, financiado por la organización Federación Internacional de Planificación Familiar. La iniciativa generó un fuerte rechazo, desde Juntos por el Cambio hasta Juan José Campanella.
   En el escrache figuraba una base de datos con fichas personales de los diputados Marcela Campagnoli, Gustavo Hein y Estela Regidor, entre decenas de dirigentes políticos y sociales, como Toty Flores, así como los partidos UCR, PRO y la Coalición Cívica, entre otros. También están incluidos el economista Javier Milei, su colega y ex candidato a presidente José Luis Espert además de varias instituciones católicas.
   La lista y los datos personales fueron confeccionados por un grupo de periodistas feministas, integrada por Ingrid Beck, Soledad Vallejos, Paula Hernández, Flor Alcaraz, Paula Rodríguez y Juan Elman, que fueron financiadas por la organización feminista Federación Internacional de Planificación Familiar.
   El escrache fue posteriormente reproducido en el portal de noticias ElDiario.ar como si se tratara de una investigación periodística. Pero desató polémica y repudio en la oposición y en las redes sociales.
   “No se puede vestir de periodismo el armado de una lista negra o una invitación al escrache”, cuestionó el diputado cordobés Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, corriente política que elaboró un comunicado en el que repudió “la confección de listas negras en la democracia” y piden “preservar la calidad de nuestra democracia y defender las libertades en una época signada por restricciones individuales y poca tolerancia frente al disenso”.
   “También señala al PRO, la UCR y la CC como partidos integrantes de un esquema de vinculaciones que abarca, además, a jóvenes y militantes que son estigmatizados como la “nueva derecha”, y cuya privacidad se ve vulnerada al exponerse imágenes e información que exhiben sus relaciones, noviazgos o vínculos a organizaciones sociales, religiosas o partidarias”, afirma el comunicado.
   Con el hashtag “La Gestapo Argentina”, el director de cine Juan José Campanella afirmó que “es sorprendente que ni se den cuenta de lo fachos que son. Esto no es progresismo, es fascismo puro y duro. Son lo más reaccionario del país y no tienen límite moral alguno”
   Un especialista aseguró que "la Ley de Protección de Datos Personales prohíbe la confección de bases de datos con información sobre filiación y vínculos políticos de las personas, ya que la normativa vigente los considera datos sensibles".
   Los responsables de Eldiario.ar que prometían publicar el supuesto informe por etapas, plantearon que "Ingrid Beck y varios de los integrantes del equipo fueron amenazados por teléfono y sus datos personales se filtraron” y repudiaron los escraches y amenazas.
   Las autoras del escrache presentaban a los dirigentes opositores como “personas y organizaciones y sus relaciones identificables con la reacción conservadora.
   Desde la Fundación LED, fundada por Silvana Giudici, repudiaron la iniciativa al señalar que “la confección de listados o fichas personales sobre cualquier ciudadano y su publicación en la web para ser estigmatizados bajo un sesgo negativo por su posición ideológica, cualquiera sea, pone en riesgo el ejercicio del más elemental derecho humano como es la libertad de pensamiento y opinión”.
   El titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, opinó que “la web “Reacción conservadora” es un ejemplo de prácticas persecutorias que creíamos extintas. Incluir a la UCR, una muestra de ignorancia que lamentamos profundamente”.
   La diputada del PRO por la Ciudad, Carmen Polledo, señaló: “Primero te ponen en la Lista Negra, después averiguan tu domicilio y horarios y un día te secuestran o te matan. Así funciona el Terrorismo. Me pusieron en una lista de personas y organizaciones acusadas de tener relación con una reacción conservadora”.
   La diputada Mónica Frade acusó a Reacción Conservadora de ser "servicios de inteligencia remozados en formato periodístico".
   Una de las defensoras del escrache fue la diputada del Frente de Todos Gabriela Cerruti. "La derecha no soporta que le digas derecha. No quiere que la nombres", sostuvo.
   Si es por eso, ni hablemos de la otra vereda cuando se les recuerda su comodidad de Puerto Madero y las prebendas de que gozan.
   Y pensar que desde el poder, quieren convencernos que la libertad de opinión y de pensamiento están aseguradas, aunque la realidad lo ponga seriamente en duda…
   Y es curioso que se busque, por ejemplo, imponer silencios cuando hay otros silencios más oprobiosos, como el de la dirigencia sindical que frente a la profunda crisis del sector laboral, no se le escuchan quejas, como las que tiempo atrás solían avergonzar a la ciudadanía por lo abiertamente partidistas y con una inusitada carga de vandalismo.
   Los gordos dirigentes no son los que pasan hambre…
 
No hubo “cometa” de por medio…
A NADIE SE LE OCURRIÓ AGRADECER EL
HUMANITARIO  GESTO DE LIONEL  MESSI
 
   No es la primera expresión solidaria que le conocemos a nuestra máximo astro futbolístico, ese que lo hartan a patadas y nunca se queja, ese que paga costosos estudios y tratamientos médicos a gente desposeída sin ninguna alharaca, ese que no permite que maltraten a los jóvenes que intentan acercársele para la foto o el inocente abrazo, ese que con su incalculable fortuna es capaz de actos de grandeza que por lo general no se divulgan, volvió a mostrar su elevada sensibilidad y sentido patriótico.
¿Alguien se enteró con antelación que Lionel Messi enviaría 30 equipos de respìradores, obviamente de alta tecnología y elevado costo, con destino a centros asistenciales de Rosario?
   Si no hubiera sido por un escándalo emergente, pocos nos hubiéramos anoticiado que esos equipos, enviados a nuestro país diez meses atrás, se estuvieron posiblemente oxidando en un depósito estatal de Rosario, impedidos de ser aplicados en la tenaz lucha que se está librando en tiempos pandémicos.
   La burocracia se impuso durante ese tiempo por sobre el sentido común, la sensibilidad social que debieran tener todos los funcionarios y más en estos momentos críticos, dejando abierto por omisión, el camino a pensar mal; a suponer que por no haber dinero de por medio, de esos montos que suelen apoderarse los angurrientos de siempre, los enamorados de los retornos, las cometas y otras formas que asume la coima, esos equipos desesperadamente necesarios, no llegarían a su destino final.
   Por fin, pocos días atrás, se desbloqueó la traba que los confinaba a la inutilidad y al olvido y comenzaron a ser distribuidos, y según se dijo la demora se debía a que no contaban con la aprobación científica, que rogamos no haya dependido de GGG, quien goza el verano europeo en short y ojotas después de sus papelones que le costaron el puesto.
   No se divulgaron muchas reacciones frente a este caso, el de los respiradores de Messi, pero bueno es tomar masivamente como propias, algunas declaraciones de Oscar Ruggeri, ex futbolista y ahora columnista en un programa deportivo.
   Lo mejor es escucharlo…
********************************************************************************
Las declaraciones del ex futbolista y ahora columnista en un espacio televisivo, el recordado Oscar Ruggeri, quien se refirió a la situación generada con la donación que realizara Lionel Messi con destino a centros asistenciales de Rosario, el audio de esa intervención puede ser escuchado buscándolo en el espacio respectivo, ubicado en la parte superior de la columna derecha de este blog.
**********************************************************************

 

 

 

13 de junio de 2021

S.L.B.: DIPLOMACIA, ARTE RESERVADO A LOS ENTENDIDOS - ¿POR QUÉ SÍ A LOS SUPER Y NO A GALERÍAS Y PASAJES? – ANGURRIA POR RECAUDAR PARA PAGAR EL DESPILFARRO – ESTAMOS LEGÍTIMAMENTE ORGULLOSOS - LENTA PERO SEGURA AVANZA LA MEGACAUSA – LA CARESTÍA DE LA VIDA ENFRENTADA CON LA SORDERA DEL PODER – SIGUEN LAS DEMORAS PARA LA SEGUNDA DOSIS - A VECES SON CURIOSAS LAS EXPLICACIONES SOBRE VACUNAS, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” edición nº 677 emitida el 13/06/21 en dúplex por AM580 y la FM88.5 ambas dependientes de Radio Universidad Nacional de Córdoba.

¿Para qué existe la diplomacia?
ARISTÓTELES:  “NO  SE  SIENTE  TANTO  LA OFENSA
DEL ENEMIGO COMO LA QUE SE RECIBE DEL AMIGO”
 
   No sé si entre los gobiernos de Argentina, Brasil, México y  Perú había  amistad tan estrecha e inconmovible, pero tengo la plena certeza que entre sus pueblos hubo una histórica fraternidad que ahora, por una o dos pavadas, ha sufrido una penosa fractura que llevará tiempo superar porque desde aquí partió la torpeza que lesionó gratuitamente los lazos que consolidaban una hermandad sin tiempos.
   El tono despreciativo de algunas declaraciones que pretenden ser inteligentes, logra consolidar eso tan cierto que las injurias a veces ingresan a la desmemoria, a diferencia de aquel desprecio que jamás se olvida y eso en la percepción de los anémicos de personalidad, pasa a ser parte de la propia negligencia y de la dispersión conceptual que se padece, pero se oculta o se maquilla con pretendidas altisonancias discursivas enemistadas con la realidad.
   A veces el desmedido agrande se empina de tan exagerada manera que eleva o mejor dicho finalmente derrumba a quienes por propia bajeza, creen estar hablando desde la tarima de una falsa superioridad, como escudo que busca proteger la íntima y poco avergonzada convicción de ser inferior.
   Por una simple cuestión de consideración hacia la máxima investidura no pretendo calificar levemente como inoportuna o desafortunada la deplorable intervención, porque resulta difícil pensar que nadie de la Cancillería -dirigida por alguien que en la materia no tiene los suficientes y necesarios pergaminos como para lucirse- tuvo la prudencia de aconsejarlo al menos en cuanto a la calificación de ciertos detalles relacionados con los orígenes étnicos y otras menudencias que se aludieran con tremenda e imprudente y ofensiva liviandad.
   Mexicanos y brasileros orgullosos de sus orígenes no abdicarán de su propia historia porque a un extranjero con poder lejano se le ocurra plantear comparaciones absurdas, improcedentes y ominosamente vejatorias, porque arrastran una historia propia que no necesita revisores ni cuestionadores extraños a su idiosincrasia por eso de la sagrada propiedad de lo ancestral.
   Y los peruanos con quienes nos hermanaran las glorias sanmartinianas, no merecen intromisiones aventuradas ni oráculos que les anticiparan el futuro inmediato, empujados por coincidentes corrientes de pensamiento y buscando consagraciones por las que es preciso esperar y más en el caso de los argentinos, ajenos al proceso electoral de ellos, tal como deploramos cuando alguien pretende inmiscuirse en nuestras contingencias electorales. 
   En estas espinosas cuestiones de la diplomacia o de su carencia tan notoria como nociva, lo más aconsejable es buscar conclusiones más prácticas que políticas al calificar a ciertos de nuestros dirigentes ebrios de poder, pero con bebidas truchas o de segundas marcas, hasta hacerles entender una vieja sentencia de un relevante músico, convencido que el arte de dirigir consiste en saber cuándo hay que dejar de lado la batuta para no molestar a la orquesta.
   Sobre todo en un escenario como lo es la realidad nacional y popular, con músicos con más mañas que sapiencia entrenados vivencialmente para otros procederes y no para ofrecer como ahora viene ocurriendo, conciertos más pentagramados con la violencia y la ignorancia, que con acordes de la democracia y del imprescindible respeto.
   Por eso es que muchas veces, los altos dignatarios de la política a quienes les encanta el onanismo oral de escucharse y gozar, dejan de lado todo lo que represente sensatez, discreción, cordura, moderación y equilibrio para sacar a pasear sus reprimidos instintos de poder, preponderancia y dominio de situaciones ajenas, sin medir las consecuencias de papelones emergentes que no dejan margen ni siquiera para explicaciones pueriles e inaceptables.
   Así son las cosas, y que en este caso no signifique una improcedente irrespetuosidad para calificar a una anterior, ya universalizada mediáticamente, partiendo de esa gran verdad que un tonto siempre encuentra otro más tonto que lo admira.
   Esa es la base de las ofensas que no tienen remedio.
   Ahora roguemos a todos los dioses que los ofendidos y menoscabados mexicanos, brasileros y peruanos no dejen de ser amigos nuestros y no sólo enemigos de los gobernantes que nos rigen.
   La histórica y sólida hermandad internacional en la que muchos hipócritas confían y esperan, no puede quebrarse y ni siquiera resentirse ante expresiones imprudentes disfrazadas de elocuencia discursiva. 
   No son tiempos de peroratas sino de encarar la crisis sin engaños, manipulaciones y con la sinceridad, por parte del poder, que todos merecemos.
   Todo esto que acabo de expresar sea dicho con especial respeto y formal pedido de disculpas a dos embajadores radicados en lejanas geografías: al mejicano don Miguel Angel Isidro y al brasileño don Mauro de Holanda.
   Y que tanto nuestros hermanos mexicanos como brasileros o peruanos, sepan también que no todos los argentinos somos iguales…
 
Pierden las galerías
ALGUIEN  DEBIERA  EXPLICAR ESA ODIOSA
SELECTIVIDAD A LA HORA DE LOS CIERRES


   Existe una especie de desacuerdo a la hora de interpretar especialmente las conductas de la gente con relación a los encierros, privaciones e imposiciones que lejos de conformar por su sentido preventivo, sirven para enervar reacciones y desacatar las indicaciones de quedarse en casa y de respetar, en ciertos casos, las limitaciones que desde el poder se imponen.
   La verdad es que los desajustes y las improvisaciones conspiran contra la efectividad de esas determinaciones porque pareciera que depende de ciertos factores, que las exigencias se cumplan parcialmente y de manera caprichosa como si subsistieran privilegios para ciertos sectores de la ciudad. En Buenos Aires la situación algo se ha flexibilizado en concordancia con una baja en las estadísticas de los contagios y ya se anticipa que habrá una reanudación de las clases presenciales y rehabilitación de gimnasios y otros lugares destinados al esparcimiento como así también el regreso de las reuniones familiares de hasta una decena de participantes.
   En Córdoba mucho se habla de los exitosos operativos de hisopados y de vacunación en algunos casos durante las 24 horas en puntos clave de la ciudad, pero los números en cuanto a contagios no ceden y aumentan con lo que es para pensar con fundamento estadístico que de poco valieron las medidas restrictivas adoptadas, que no surtieron efecto por una razón que asoma como fundamental: fueron insuficientes y demasiado permisivos los controles en los lugares de actividades restringidas. Ahora, cuando ya es tarde para lamentaciones se endurecen las determinaciones de no reunirse, de prolongar la prohibición de actos sociales y religiosos, los deportes tienen una serie de limitaciones y seguirá esa obsesión por cerrar las galerías comerciales y los pasajes céntricos mientras se permiten las concentraciones donde si, se incrementa el peligro del contagio. Y es como si no se tomara en cuenta el padecimiento de tantas familias que pierden su diario sustento al prohibírseles el desarrollo de la actividad comercial en momentos tan cruciales.
   Lo mejor sería ponerse de acuerdo con lo que se determina en cuanto a prohibiciones pero poniendo el acento en el cumplimiento de tales medidas, para que resulten efectivas y no actúen para el efecto contrario como multiplicadores de la expansión virósica. Es toda una cuestión de sentido común y organización para ayudar con la prevención a que disminuyan los niveles de contagio, aumenten las recuperaciones y comience a disminuir la curva ascendente de muertos por Covid que al superar diariamente el medio centenar, fortalece el espanto de los terribles momentos que nos tocan vivir.
   Si se mantienen o profundizan las limitaciones, se respeta el control estricto y eso ayuda a que nos encaminemos hacia la superación de los penosos efectos de la pandemia, habremos ganado aunque más no sea, una batalla en esta terrible guerra que por lo que se adelanta desde la ciencia, aún no ha llegado al límite de su mortal gravedad: el país llora a más de 85 mil muertos…
   Sintetizando, eso de cerrar los pasajes y las galerías y liberar el acceso a los supermercados, es una medida absurda e inconducente que en nada contribuye a garantizar la salud pública y consigue, como resultado, que el malestar social se acentúe y afecte a mucha gente trabajadora y empresarios que no merecen padecerlo.
 
No evalúan que vivimos una enorme crisis?
LA INSENSIBILIDAD QUE APORTA LA ANGURRIA POR
RECAUDAR PARA HACER  FRENTE AL DESPILFARRO
 
   No faltarán quienes ahora pretendan sostener que es un error suspender entre otras cosas los planes de construcción de caminos, por ejemplo, porque las prioridades humanas acosan con sus urgencias que son impostergables por encima de cualquier otro argumento, en favor de desconocer que la crisis tanto sanitaria como económica ha modificado todo el panorama social con miras al futuro inmediato.
   Por otra parte algunos gastos evitables por su condición de veladas promociones partidistas en un año electoral, son los válidos argumentos que debieran impulsar una revisión no tan sólo de lo que se gasta, sino que se despilfarra sin pudor y sin medida, cuando se impone que la mayoría de los recursos se afecte a la intensa lucha planteada entre una ciudadanía enclaustrada e imposibilitada de protestar frente a lo que muchos consideran encierro exagerado por sus limitados efectos preventivos.
   Y cuanto el Estado asume como ofensiva prioridad el mecanismo de la presión y del acoso sobre sus contribuyentes, es signo inequívoco de la desesperación que existe por alimentar sus cajas exhaustas, agotadas por la demanda de partidas que se destinan y no siempre subliminalmente, a posicionar a sus candidatos a costa del sacrificio de quienes pagan onerosos impuestos que debieran ser asignados a otros más nobles destinos que alimentar egos, muchos de ellos en decadencia.
   La persecución que es una manera poco sutil que tiene el hostigamiento, pisar los talones y no dejar ni a sol ni a sombra de fatigar, no son métodos para cargar en las espaldas de los procuradores porque ellos, sin dudas, son leales cultores de la obediencia debida por eso de “cumplir órdenes superiores” como era la pueril excusa de quienes asaltaron el poder allá en aquel lejano 1976, pero que dejó herederos que tomaron tales injurias como método de coacción despiadada, dejando de lado por una parte la indefensión de los amenazados y todo asomo de sensibilidad social en momentos tan críticos como los que vivimos desde hace más de un año.
   No se trata de condonar deudas, sino de cumplir con dos preceptos fundamentales: por una parte ofrecer plazos razonables o moratorias con intereses no abusivos tratando de no imitar los desbordes de las empresas de servicios para tales situaciones, y lo más importante de todo, cumplir con lo que insistentemente se promete: eso de brindar seguridad, justicia, educación, vivienda, salud, vida digna y otros promocionados beneficios por los cuales al contribuyente se le reclama el pago, sin cumplirle con lo que mañosamente se le anuncia.
   No me pidan ejemplos porque eso es lo que sobra con solo mirar la complicada realidad que nos rodea.
   No se asombren después si el hastío y la desesperación de la gente conducen a la rebelión fiscal, porque el poder debe evitar llegar a esos extremos que no tienen retorno y no necesitan, como están las cosas, que alguien se ocupe de alentar.
   Es preferible que la historia recuerde a quien salvó más vidas que a quien hiciera kilómetros de caminos, pintara calles, colocara plantas y limpiara basurales, para una población desencantada y agobiada por sus deudas.
  
Superamos el medio millón de visitas
EL ESTÍMULO DE CRECER NOS ACERCA CADA DÍA
MÁS A LOS OBJETIVOS  QUE NOS  IMPUSIÉRAMOS
 
   Les pido que no vayan a pensar que vamos a descorchar burbujas, que haremos un festejo especial, que organicemos algún encuentro clandestino, pero debo confesar que nos sentimos henchidos de orgullo por un logro que acariciamos desde que comenzamos esta aventura de lanzarnos a las redes sociales con la versión compendiada de “Síganme los buenos” y su blog actualizado casi diariamente.
   Lógicamente empezamos desde cero o mejor dicho desde menos cero porque los temores y la inexperiencia restan entusiasmo, pero en lugar de ese efecto, multiplicamos tanto el esfuerzo como aquel entusiasmo que fue adquiriendo crecientes dimensiones propias.
   Cuando llegamos a los 10.000 visitantes nos pusimos contentos, imaginen lo que habremos sentido con 100.000 mil y ahora navegamos entre nubes de satisfacción, que nos lleva a ese ansiado cielo y al momento de reconocer el esfuerzo denodado y permanente de nuestro equipo.
   Locutoras, productora, operadores y operadoras, telefonista, técnicos de planta, desinteresados colaboradores, pasantes, anunciantes y más que nadie, ustedes que nos siguen, nos sostienen y nos alientan, aparte del merecido agradecimiento a esta titánica empresa que es la de los SRT.
   El abrazo especial y cariñoso al sacrificado equipo de posproducción y a un ladero incondicional como lo es nuestro orientador en cuestiones de gente mayor, el abogado “Maco” Silvestro.
   Casi me olvido del motivo de esta euforia: ayer superamos el medio millón de visitas y considero que, pese a un escenario de angustias, bien se merece que lo celebremos.
 
Megacausa del Registro de la Propiedad
UNA  CUESTIÓN  QUE NO  HEMOS  DEJADO DE
SEGUIR DURANTE CASI UNA DÉCADA Y MEDIA
 
   La verdad y como meros espectadores del acontecer tribunalicio de Córdoba, nos subleva advertir, entre otros defectos, que la prisión preventiva que es la excepción sujeta a ciertas circunstancias, se ha transformado en regla configurando una violación a preceptos constitucionales y dictámenes de organismos internacionales defensores de los derechos humanos.
   Existen en la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba, documentos y testimonios que permiten reconstruir una penosa historia de abusos judiciales y desprecio por la ley. Se trata de personas, a las que sin poseer antecedentes penales, se las mantuvo en prisión preventiva prolongada siendo mayores de edad, padeciendo enfermedades graves o con hijos discapacitados a cargo, destacándose por su crueldad, el caso de una mujer con cáncer terminal que fue juzgada estando presa y en medio de sus sesiones de quimioterapia, permitiéndole que regresara a su casa un mes antes de morir.
   Existe gente a la que se le negó un traslado a una cárcel de su provincia, obligando a la familia a viajar cientos de kilómetros cada semana para la visita, y un caso en el que faltando quince días para cumplir los tres años de prisión preventiva y ya habiéndose recibido el Fallo de la Corte Suprema que estableció la arbitrariedad de las prisiones, se le fijó una fianza impagable que hizo continuar el encierro. 
   Dado que en todos los casos nos referimos a personas en prisión preventiva, situación que por ley debiera ser excepcional, más que estricta actitud justiciera, lo relatado estaría relacionado con acciones carentes de humanidad, crueldad, dolor físico, psicológico, castigo, que el diccionario define bajo los términos de saña y tortura. 
   Pero lo más llamativo de todo, es que respecto a los altos funcionarios denunciados, acusados y señalados en los juicios, siempre en libertad, los mismos juzgadores aplican los términos de benevolencia e indulgencia, comprendiendo, tolerando, sobreseyendo y archivando sus causas.
   Realmente se trata de una administración de justicia tan diferenciada, que produce estrépito en la razón.
 
Acciones dañinas e incontrolables
DE NADA SIRVE PROTESTAR ANTE LA CRECIENTE CARESTÍA
EN LOS PRECIOS, AGRAVADA POR LA SORDERA DEL PODER
 
   Tengo entendido que todas las medidas que a lo largo de los tiempos se tomaron en nuestro país para evitar los abusos en los aumentos de precios cuando no existían factores que los justificaran, estuvieron condenados al fracaso muchas veces estrepitosos.
   Y cuando la memoria -bien vale reiterarlo hasta el cansancio- que es el lápiz de la historia acude en mi ayuda, me aporta imágenes que en su momento y siendo mozalbete pude apreciar vívidamente, de la aplicación durante el primer mandato peronista, allá promediando el siglo pasado, de la Ley contra el agio y la especulación que penaba severamente, en muchos casos con elevadas sanciones dinerarias, prisión o deportación para los transgresores extranjeros, los excesos que cometían en los precios de los más variados artículos, especialmente en los comestibles.
   Esos atropellos en tiempos en que la inflación y el deterioro salarial estaban aún sin materializarse, ni ser parte de la cotidianeidad, recibían el rigor de la ley y como escarmiento que cundía en el ámbito productivo, empresario  y comercial e impactaba gratamente en una sociedad al borde del agotamiento por aquel despotismo de la extralimitación en que incurrían los violadores de aquella ley.
   La verdad, mi memoria más reciente no registra hasta qué momento rigió esa ley de alto contenido social, que protegía de manera especial a los segmentos más postergados de la población, situación que recobró gravedad cuando aparecieron la inflación, el endeudamiento interno y externo y otros factores negativos.
   ¿Qué es lo que hace imposible tener bajo control de honestidad y sin exceso los precios al consumidor? ¿Cuál es el secreto inaccesible que posibilite recuperar no tan solo la costumbre de confiar? ¿De tal manera aumentó la cantidad de “peajes” entre el productor y el consumidor, como para que en cada uno se sume exageradamente?
   Más de un economista supongo habrá pensado en su momento que el aumento de la tecnología reduciría costos y sería posible controlar todo aquel producto sujeto a un precio, pero la realidad muestra que no fue -o es- nada más que una utopía.
   Apelamos a la sabiduría muchas veces disimulada de los políticos para que encuentren y apliquen medidas que protejan al ciudadano, sin desmedro de las lógicas utilidades por las que trabajan los productores y las otras etapas intermedias de la comercialización, sin abusos ni “estaciones” prescindibles.
   Es probable que un producto al pasar por tantas manos e instancias, vaya cargando su precio y está en la creatividad encontrar la manera de terminar con esas odiosas y prescindibles etapas encarecedoras que son simples “pasamanos”, lo suficientemente gravosas como para perjudicar sensiblemente al último eslabón que es el consumidor.
   Si no es con el rigor de la prisión otrora exitoso, que se apele a la imaginación para encontrar la forma que las extralimitaciones y el despotismo comercial pasen a ser historia, después de haber logrado sanos objetivos, como lo fuera aquella Ley peronista contra el agio y la especulación.
 
Hay dilaciones inexplicables
¿LA SEGUNDA  DOSIS  PARA  LOS  MAYORES DE 80
SE ACERCA AL VENCIMIENTO DE SU EFECTIVIDAD?
 
   Es absolutamente entendible que en los grandes acontecimientos de la vida surjan problemas que muchas veces modifican, agravan o simplifican acciones emprendidas en situaciones conflictivas, hasta el punto de hacerlas fracasar o coronar con el más resonante de los éxitos
   Es oportuno entonces mirar un poco hacia atrás, cuando poco a poco fueron apareciendo las gratas nuevas del descubrimiento o la elaboración de una vacuna, cuya aplicación masiva permitiría destruir a ese agazapado fantasma de la peste que poco a poco pero sin detenerse en su alocada expansión, destruía fronteras y venía causando estragos en nuestra humanidad azorada por el creciente número de víctimas fatales y tengamos presente, recién lo expresamos: el país llora a más de 85 mil muertos.
   Poco a poco también fuimos enterándonos que científicos de diversos países habían descubierto el costado débil del virus y con resultados aceptables lo estaban enfrentando, hasta que el vértigo del apuro empujado por la desesperación mundial empezó a mostrar los resultados que hasta poco tiempo atrás se esperaban únicamente por la vía del milagro.
   Dejemos de lado los costados ideológicos, los intereses políticos y el aspecto económico para centrarnos en la validez preventiva de la inoculación de cualquiera de las vacunas consideradas aptas, que comenzaron a ser distribuidas para agigantar las esperanzas de la supervivencia.
   Aparecieron las dos dosis, sin las cuales el peligro seguía firme y en general se coincidió en que debían transcurrir de 21 a 28 días entre una y otra aplicación, lo que se empezó a cumplir y no es momento de evaluar el éxito o la seriedad con que cada país asumió la campaña de prevención.
   Entre nosotros comenzaron a espaciarse los embarques cuando miles de primeras dosis ya estaban haciendo lo suyo, correctamente y ajustándose a los tiempos pero como no siempre la perfección demuestra su vigencia, entraron las dudas acerca de la efectividad de la vacuna cuando se había superado el plazo que inicialmente se aseguró que era imperioso respetar entre una inoculación y la otra, la definitiva, la que sellaba la ansiada inmunización integral.
   Algo falló en la logística, en los plazos de pago, en las condiciones de algún acuerdo internacional, en preferencias según factores ideológicos o la improvisación que caracteriza a quienes piensan y sostienen que la pericia operativa, viene de regalo a la mentalidad de cada funcionario.
   Nada mejor entonces que remendar la impericia ampliamente demostrada, sosteniendo que la dilación por algunos meses entre un pinchazo y el otro, en muchos casos optimizaba los resultados de la vacuna pero advertimos y en muchos casos con más desesperación que confianza, que las segundas dosis no llegan para las franjas etarias más comprometidas privilegiando a la juventud -que también merece ser atendida- como si los viejos pasaran a la categoría de descartables, impresión consolidada por ciertas versiones que reconocían que podíamos llegar a la disyuntiva de seleccionar para beneficiar a unos y abandonar a los otros.
   Si no es así; si eso es el fruto de una fantasía alimentada por las ansiedades, los miedos y las angustias, es bueno que con creíble fundamento científico desde el poder pongan las cosas en claro, con la seriedad que merece una situación extrema como la que estamos viviendo.
   No hacerlo, dilatarlo o negarlo, sería la confirmación de una penosa conducta que nos transformaría en una sociedad en la que solamente y como privilegio, merecen salvarse los elegidos.
   Ese es el peor de los fantasmas de nuestra actualidad que a muchos les quita el sueño.
 
Llamativos conceptos de un gobernador
NO SIEMPRE SON CON BASE CIENTÍFICA
LAS  EXPLICACIONES  SOBRE VACUNAS
 
   El más variado repertorio que pasea impunemente por el mundo desde el rigor científico hasta risueñas interpretaciones acerca del conocimiento sobre vacunas, es una moda que se ha instalado en la sociedad no sabemos si como recurso dilatorio o es un simple distractivo para aflojar lógicas tensiones.
   Desde aquellas ahora lejanas aunque inolvidables afirmaciones de GGG cuando sostenía que el virus tardaría en llegar o no lo padeceríamos nunca por la distancia entre China y nosotros, fueron apareciendo burdas explicaciones de índole casera, por cierto brumosas o inentendibles pero que al menos, en estos tiempos de zozobra y encierros rigurosos, han servido para la distensión, el análisis informal y la diversión de la gente.
   Lo gracioso en tiempos de crisis no deja de ser un ansiado bálsamo que atempera sufrimientos, dudas y esperas que se hacen eternas, hasta que aparece algún iluminado que aporta lo suyo, desde la política y la acción, al menos para entretenernos.
   Uno de esos casos nos dejará para la memoria parte de declaraciones que hiciera no hace muchos días el Sr. Gobernador de la provincia de Buenos Aires, el simpático
Axel Kicillof y nada mejor entonces que escucharlo, dentro de una ingeniosa edición de audios mezclados:
 *************************************************************************************
El audio con las aludidas declaraciones del primer mandatario bonaerense puede ser escuchado íntegramente buscándolo en el sitio correspondiente, ubicado en la parte superior de la columna situada en el costado derecho de este blog.
  *************************************************************************************